Solemne Función a María Santísima de la Estrella

Nuestra Cuaresma

CUARESMA 2020

  • Jueves Lardero

   Y un 20 de febrero comenzó la Cuaresma de Puente Genil 2020. Como siempre, nosotros nos adelantamos una semana a la verdadera Cuaresma que dicta la Iglesia. Como dice la copla: "Un pueblo muy especial, este de Puente Genil...". 

  Tras presenciar el pistoletazo de salida a cargo de la corporación de las Virtudes Teologales, en la persona de nuestro gran amigo Antonio Alhama Galisteo, con la exaltación al Jueves Lardero y con el primer desfile de pasodoble romano, a los sones de Enriquetilla, nos dispusimos a pasar la primera cena en el cuartel.

    Como siempre, las viandas reflejaban lo que celebrábamos. La despedida a Don Carnal y la bienvenida a Doña Cuaresma. Comenzó el ambiente de Cuaresma. Se entremezclaron coplas de Carnaval, cuarteleras y plegarias. El Pez comenzaba a latir para una nueva Cuaresma. 
     Una amena, alegre y feliz cena albergó la bienvenida de nuestro presidente a todos los presentes. Además, también nos dio un breve resumen de la lectura de esta Cuaresma que, como siempre, nos la prepara gustosamente nuestro hermano Decano, Lorenzo.





     Ya en los postres, tras una maravillosa noche, llegó el momento culmen. El de calzar a nuestra Vieja Cuaresmera. Los hermanos que la calzaron fueron: Jesús Ángel Rodríguez, Guillermo Ddelgado,  Francisco Barrios, Antonio Rodríguez, Manuel López, Francisco Bujalance y Jorge Guerra. Estos hermanos dedicaron a diferentes temas y personas la subida de estas patas. Todas ellas con grandes deseos para toda la familia del Pez. 





     La noche terminó con momentos alegres que no hicieron más que unir, aún más, nuestra hermandad y ampliar las ganas del primer Sábado de Romanos.

Crónica y fotografías: Mario Quero Delgado
----- ----- -----

  • 1º Sábado -  Carnaval
     Y llegó el primero Sábado de Romanos. Tras el pistoletazo de salida del Jueves Lardero, la corporación se disponía a vivir el primer sábado donde subiríamos al Santuario de Jesús. A las 21 horas subieron todos los presentes a la mesa. Como siempre, nuestro hermano presidente dio la bienvenida a todos los presentes, y de seguido, comenzaron los primeros cánticos, brindis y cuarteleras. 

      Nuestro hermano Javier Gálvez tomó la palabra para expresar la gran alegría de ser abuelo por primera vez; ya que su hijo, y nuestro hermano, fue padre el pasado Jueves Lardero. La cena transcurrió con un ambiente muy participativo con respecto a cánticos, algo muy usual en nosotros. Hasta que llegó la hora de subir a Jesús. Las paradas y los cánticos de siempre. Pero auque se cumpla la tradición, nada es igual. Cada vez, cada año es distinto. Cada subida tiene su momento único.

    Tras hablar cumplido con nuestro cometido con el Patrón y nuestro Titular, el Señor de la Humildad, volvimos al cuartel para la segunda parte de la cena. Nuestro hermano Decano, Lorenzo Jurado Luque Romero, fue el encargado de dar lectura a la Biblia y bendecir las viandas. La cena transcurrió por los cauces habituales y siguieron sucediéndose cánticos, vivas y cuarteleras. 






















     Todo ello hasta llegar a la hora de la bajada de la pata. Se le fue entregada al anterior presidente, nuestro hermano Juan Fernando García, el que agradecido y emocionado, agradeció y nos dedicó unas sentidas palabras, como es habitual en él.



      Y así se fue apagando nuestra primera noche. Nuestra primera pata... con la espera ansiosa de la llegada de la segunda.

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías. Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----


  • 2º Sábado - Tentaciones
      Y llegó el segundo. En un abrir y cerrar de ojos llegó nuestro segundo Sábado de Romanos, en sí, el primer sábado de Cuaresma, propiamente dicho. Como siempre, a las 21 horas, todos los presentes subieron a la mesa del cenáculo. Una mesa, en esta ocasión, repleta de hermanos y de hijos de hermanos de nuestra corporación. Es decir, familia. 

     Con esto, nuestro hermano presidente dio la bienvenida a todos los presentes y nos dirigió unas palabras orientadas a las Tentaciones de Jesús que conmemorábamos este mismo sábado. Esto fue el pistoletazo de salida para dejarse escuchar e impregnar en nuestras cuatro paredes  vivas, cánticos, coplas y cuarteleras. Momentos que hicieron desembocar de forma muy pronta a nuestra subida a Jesús Nazareno. 

    La noche venía algo revuelta en lo que a meteorología se refería, pero eso no fue impedimento para que El Pez realizara su cometido y subiera al pórtico a saludar y ofrecer nuestras oraciones en forma de canto al Terrible. Con la lluvia ya con persistencia, valientes y dispuestos, también ofrecimos nuestros cantos a nuestro Titular, el Señor de la Humildad y, prestos, volvimos al cuartel.







   Nuestro hermano Miguel A. Cabezas fue el encargado de dar lectura a la Santa Biblia y bendecir los alimentos. La mesa continuó, algo más distendida con respecto a canto, pero con la misma hermandad e ilusión de siempre. El hermano Guillermo Delgado nos deleitó con una poesía referente a las patas de Cuaresma y el "nerviosismo" del hermano creyendo que puede ser para él.











     Todo ello desembocó, ya en el postre, un la bajada de la pata. En esta ocasión recayó en la persona de nuestro hermano Jesús Ángel Luna. Hermano que, emocionado, agradeció dicho gesto y el cariño que toda la corporación le profesa.



    Otra noche única se fue apagando entre coversaciones después de la mesa. En el horizonte, Transfiguración.

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografía: Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----


  • 3º Sábado - Transfiguración
     Tras el gran mediodía que pudimos disfrutar con los hermanos del Clan de Quehat en su nuevo cuartel, donde nos recibieron de forma magistral y nos sentimos como en nuestra verdadera casa, a las 20:30 horas, como siempre, nos dispusimos a vivir el Tercer Sábado de Romanos en la corporación.
     Se predecía otro gran sábado, una mesa repleta y las mismas ganas de siempre era los ingredientes perfectos para ello. A las nueve todos subieron al salón. Como siempre, el Cantemos Tu Gloria fue el comienzo de la noche. A partir de ahí, El Pez comenzaba a hacer mesa. Al poco nuestro hermano presidente dio la bienvenida a todos, en especial a nuestros hermanos Carlos Mora, padre e hijo, que nos visitaban por primera vez y a todos los invitados. 

     Varios hermanos tomaron la mesa para expresarnos palabras de emotividad, gratitud y hermandad. Antonio Ortiz Gama y Carlos Mora Hervías, se levantaron para expresas esos sentimientos que salen desde lo más profundo del alma. Cosa que hizo que la mesa fuera aún más rica de lo que ya estaba siendo.



     En un abrir y cerrar de ojos dio la hora de subir a Jesús. De cumplir con nuestro cometido. En el pórtico El Pez, como siempre, hizo acto de presencia como cual hijo de Jesús Nazareno. Antes de cenar, en el Convento, también tuvimos la oportunidad de saludar al Humilde.

















     Nuestro hermano Carlos Mora Hervías fue el encargado de bendecir y dar lectura de la Biblia. Siguió la noche con cánticos, cuarteleras, vivas y otra intervención de uno de nuestros invitados que quiso expresar lo que siente dentro de estas cuatro paredes... hasta la hora de la bajada de la Pata. Nuestro presidente tuve a bien concedérsela al hermano Carlos Mora de la Nogal. Hermano que, aunque en nómina de forma oficial no lleva mucho, ha "mamado" este cuartel durante más tiempo que muchos de los que hoy están. Desde pequeño. Desde su nacimiento.
     Carlos, dedicó unas bonitas y emotivas palabras. Dando a conocer sus sentimiento desde la distancia. Demostrando su amor por El Pez. 



     Y así se fue la noche. Otra noche para el recuerdo. Una noche que, en ese momento, no sabíamos que la íbamos a recordar como la última en nuestro cuartel. La última noche, de esta Cuaresma, que viviríamos en nuestra preciada pecera. 

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías: Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----


  • 4º Sábado - Diablo Mudo
     Quién iba a pensar el sábado anterior que iba a ser el último que íbamos a vivir juntos físicamente. La pandemia ya asomaba, pero nadie tenía en mente mientras nos despedíamos hasta la semana que viene que el cuartel cerraría sus puertas hasta nueva orden. Por dictado de las autoridades pertinentes  y consejo de nuestra Agrupación de Cofradías, la calle Santos, número 3, quedaría cerrada por seguridad de todos nosotros, los pontanenses, debido a que comenzaba a entrar de forma peligrosa en nuestro país el maldito Coronavirus. Virus que ya comenzaba a llevarse vidas por delante.

     Nuestra Vieja se quedó calzada con cuatro patas. El cuartel ávido de sentimientos, memoria y calor de los hermanos. Pero ya llegará. Ya llegará el momento en que volvamos a abrazarnos, a convivir y retirar todas las patas que una maldita pandemia dejó sin celebrar. Ya llegarán esos días en que el Pez vuelva a brillar en su calle con luz propia. Ya llegarán...

     Este trágico hecho histórico también saca lo mejor del ser humano; y gracias a las tecnologías, nuestro grupo de Whatsapp hizo las veces de cuartel. Mediante audios, fotos y texto el Sábado de Diablo Mudo se derramó por todos nuestro hogares. Las palabras de nuestro presidente las sentimos todos en nuestra casa. La lectura, que en esta ocasión fue realizada por nuestro hermano Manolo Jiménez desde la distancia. Todo, todo se celebró: saetas, cuarteleras cánticos, incluso nuestro hermano "Nene" levantó las copas con nuestro particular "Viva". 

     Fue la mesa más larga de nuestra historia. Traspasó las cuatro paredes de nuestro cuartel para anclarse en cada una de nuestras casas. Y como no, el broche final, como siempre, la bajada "virtual" de la pata. Como es tradición, este sábado, se le entrega la pata a aquel hermano que durante el año haya sido padre. Motivo de gran felicidad, este año, tres de nuestros hermanos tuvieron la dicha de experimentar esta bonita experiencia. Carlos Arrebola, Miguel A. Cabezas y Javier Gálvez "hijo", tuvieron la suerte de bajarle la pata a nuestra Vieja Cuaresmera. Nos dedicaron unas palabras de agradecimiento y, poco a poco, la noche más extraña de romanos de toda nuestra vida, se fue apagando de forma elegante, sobria y con ese halo de tristeza que la situación del país dejaba en el aire. 

 Crónica. Mario Quero Delgado
----- ------ ------

NOTA IMPORTANTE: Al igual que el sábado anterior, debido al estado de alarma que el País fue sumergido debido a la pandemia provocada por el COVID-19 que asoló al mundo, la actividad en nuestro cuartel, tristemente, fue suspendida para toda la Cuaresma 2020. Las nuevas tecnologías hicieron que la viviéramos desde el sentido más íntimo y que la mesa del cuartel se hiciera mucho más grande. Nuestro grupo de Whatsapp se convirtió en nuestras cuatro paredes y allí vivimos, sentimos y mostramos nuestros pensamientos que quedarán, por siempre, en nuestra memoria y en nuestra anuario para archivo general de la corporación. 

Ahí brotaron saetas, cuarteleras, poesías y sentimientos. Todo ello, debido a su privacidad, no será publicado por este medio.