lunes, 30 de mayo de 2016


     Ayer domingo se celebró en Puente Genil la procesión del Santísimo Sacramento por las calles de la Villa. La gran conclusión que se puede sacar es que este día, cada vez más y como debe ser, está adquiriendo más auge entre el pueblo pontanés. Debiendo ser así, ya que es la procesión más importante del año para cualquier cristiano, cofrade y mananatero.

    Un esfuerzo que, desde la Junta Directiva de la Archicofradía encabezada por Domingo Velasco, comenzó hace unos años, con motivo del 750 aniversario de esta Fiesta en Puente Genil, con la salida de varios "pasos" más delante de la custodia, que ha seguido su curso y que, en primer lugar, el cortejo de la procesión sea mucho más rico, solemne y acorde con la procesión que es. Como siempre, las cofradías, asociaciones y hermandades no faltaron a su cita y lucieron sus mejores galas para rendir pleitesía al Santísimo. Así como los numerosos altares que se pudieron contar.

     Todo esto, junto con los dieciséis años que llevan hermanos costaleros portando la Custodia y que lo hacen todo mucho más solemne y sacrificado,como todo lo que conlleva esto, ha hecho que el pueblo, el público en general, no se tome este día como un domingo cualquier de descanso en sus hogares, sino que vistan y acompañen a Dios por las calles de Puente Genil. Y ayer se notó, siendo sin duda alguna, uno de los días del Corpus Christi que más público se pudo dejar ver. 



     Un pueblo tan manantero y el que la Semana Santa es su celebración más importante, sin duda alguna, debe tener un Corpus Christi acorde con la misma y poco a poco, debe ir incrementándose en importancia, participación y solemnidad. Por el buen camino se va... y esperando seguir la misma senda.  Quedan cosas que pulir, y se es consciente de ello, que es la base para seguir mejorando.

    Desde estas líneas felicitar, en la medida que les toca, a nuestro hermano Mario Quero, como costalero de la Custodia y Antonio Maíz por ser el capataz de la misma. 


¡Viva Jesús Sacramentado!

Escrito por: Edición
Fotos: Francisco J. Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario