lunes, 9 de mayo de 2016


    A pesar de las predicciones meteorológicas que presagiaban un domingo cerrado en agua, la Hermandad de Ntra. Sra. de los Desamparados quiso tener fe hasta última hora y decidir media hora antes de su salida procesional. 

     Alas 10,30 horas, la Hermandad celebró su Función de Regla en una mañana muy desapacible y que invitaba a no salir en procesión. La Junta Directiva decidió que si se podía salir, la Virgen realizara el recorrido completo y que no habría recortes de itinerario. La tarde fue abriendo y pasados unos minutos de las ocho y media, el paso de la Virgen de los Desamparados salía de su templo a los sones del hinmo de España y con la alegría que los fuegos artificiales dan a este día. 

     La Matalla fue recorrida como siempre, pero una vez terminada esta, la Hermandad quiso "aligerar" en su paso para poder situarse en un lugar que, en el caso de lluvia, en pocos minutos pudieran refugiarse. Así fue hasta llegar la parte baja de Cruz del Estudiante, donde la Virgen a los sones de Enriquetilla, como siempre, desfiló entre el fervor de sus fieles. A las once la noche, el paso ya estaba situado en el Paseo del Romeral para disfrutar de un gran espectáculo pirotécnico y ahora sí, la Madre de los Desamparados realizó los últimos metros con la tranquilidad de haber bendecido un año más las calles y poder haber llegado a esas personas que, por imposibilidad, no pueden visitarla en su Hogar. 



    Y así, a medianoche, la Virgen volvió a su Templo con olor a la pólvora bendita de mayo en Puente Genil. Y así finalizaron las fiestas de la Primavera 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario