martes, 30 de agosto de 2016


     Continuamos con la tercera entrega de la publicación que los Hermanos Cosano Cejas hicieron hace unos meses sobre la restauración del Camarín del Señor de la Humildad:

<< Reintegración de Muros y paramentos del camarín
     Una vez concluida la restauración de la Cúpula, se dispuso a realizar la reintegración de los muros y diversos paramentos del camarín.
     Los arcos se han reintegrado en un tono azul agrisado, tono parecido al original ya que en algunas de las catas realizadas sobre los mismos aparecieron unos restos de pintura original.
     Para las cornisas se utilizaron unos tonos azules y rojos en forma de jaspeados, como muestran algunos restos aparecidos y en consonancia con la cornisa superior de la cúpula. En la franja central se ha desarrollado un dibujo en grisalla para el que hemos utilizado la hoja de acento que discurre por la cornisa superior, eso si adaptada a la forma y ritmo, no tan inclinada y si más vertical.
























     Los muros se han reintegrado en tonos grises, según restos aparecidos de original y los pilares han tomado un tono azul agrisado al igual que los arcos.
     En cuanto a las pechinas, en ellas no se ha encontrado ninguna figura y si restos de unas lineas que al parecer enmarcaban unos motivos colocados en la reforma del siglo XIX, de escaso valor formal y artístico.
     Para las pechinas se elaboró un programa decorativo e iconográfico similar a la cúpula. Como elemento principal se escogió un óvalo y entorno a él se desarrolló unos dibujos similares a los de la cúpula. En cada uno de los óvalos se colocó cuatro motivos relativos a la iconografía del camarín y al carácter conventual del edificio. >>

Fuente: Hnos. Cosano Cejas

No hay comentarios:

Publicar un comentario