viernes, 11 de noviembre de 2016


     Ayer jueves, en el programa de Semana Santa de Puente Genil de Grupo Comunica "La Mananta paso a paso", Virginia Requena entrevistaba al Cofrade Mayor y Mayordomo de la Cofradía de María Santísima de los Dolores, Fernando Chacón y Fructuoso del Val, respectivamente, con motivo de la salida en Rosario de la Aurora de la Virgen de los Dolores.
     Uno de los temas centrales, al igual que pasara hace unas semanas en la entrevista al Cofrade Mayor del Cristo de la Misericordia, Antonio Velasco, fue el gran problema que tiene el Viernes Santo en Puente Genil, el día central de nuestra Semana Santa. El recorrido, las horas de Estación de Penitencia, los parones, la división al terminar la calle Don Gonzalo... en definitiva unos problemas que plantean seriamente las demás cofradías del Viernes Santo, a excepción de San Juan que todavía no se ha pronunciado pero que se deduce su opinión, y que parece ser que la única beneficiada y benefactora es la de Jesús Nazareno.

     Ambos Cofrades Mayores en sus respectivas entrevistas (el de la Misericordia y los Dolores) plantean un grave problema para asegurar el futuro de sus cofradías con el actual formato del Viernes Santo. Los horarios ya que están más de doce horas en la calle, siendo el recorrido que deben hacer, mucho menor en proporción a las horas que están en procesión. Y los parones que deben sufrir en diferentes tramos del recorrido, siendo estos de más de una hora, cosa que hace, en muchas ocasiones, insoportable para el hermano que alumbra y que hace que "eche para atrás" a cualquier hermano que desee formar parte de las cofradías. Que el cortejo se deforme y deshaga y que, en definitiva, la Estación de Penitencia de estas cofradías no sea digna. 

      Anteriormente dijimos que la Cofradía de San Juan, todavía, no se ha pronunciado. Siendo la única que acompaña a Jesús al barrio de Miragenil, pero que viendo el gran problema de bastoneros que tuvo hace un par de años, cuando llegue el año que puedan discutir el recorrido, podría optar por la opción de las otras dos cofradías, las cuales suben hasta la Iglesia del Hospital y allí esperan a la tarde.

     Ambas cofradías, Misericordia y Dolores, según sus declaraciones, entienden que la Cofradía más importante del día es el Patrón, Jesús Nazareno, pero no la única. Y abogan por un consenso para que, siendo el protagonista el Terrible, ellos pueda hacer una Estación de Penitencia digna y puedan tener la oportunidad de crecer como cofradía. Además de disfrutar de su recorrido y de "su Viernes Santo". Ya que, incluso, podrían plantearse portar sus pasos por hermanos bastoneros, si la situación del Viernes Santo cambiara. 

       Antonio Velasco incluso planteaba la opción de salir más tarde que Jesús Nazareno y luego encontrarse en los "recorridos oficiales" (entendemos recorrido oficiales por la zona donde hay desfile de figuras bíblicas, porque en Puente Genil todo es recorrido oficial). Y de recogerse, todas las cofradías, en torno a las tres de la tarde,que fue la hora que Jesucristo murió en el Calvario. 

    Los dos Cofrades Mayores ven una luz al final del túnel debido a la buena disposición del nuevo Cofrade Mayor de Jesús Nazareno, Francisco J. Velasco, el cual su único deseo es el de tener un Viernes Santo grande para todos y una relación entre cofradías cordial y de hermandad. 

     Las palabras de estos cofrades hacen vislumbrar que hoy día el Viernes Santo está totalmente roto, ya no sólo a vista del que lo disfruta desde fuera, sino viendo las entrevistas, también bajo la opinión de sus cofradías. Una Cofradía, la de Jesús Nazareno, que marca las pautas a seguir en el día junto con las figuras bíblicas. Y tres cofradías detrás disconformes con su Estación de Penitencia y su día grande, desde la salida hasta su recogida. Una solución se dio a esta disconformidad, hace unos años, y que fue "peor el remedio que la enfermedad", ya que dos siguen hasta el barrio de Miragenil y otras dos suben hasta la iglesia del Hospital y allí descansan hasta las cinco de la tarde esperando que suban las otras dos. Un Viernes Santo roto por completo y con la mayoría de sus protagonistas disconformes con el recorrido que hacen.

     Una solución difícil y muchas conversaciones las que les esperan si se quiere solucionar este día y que todos estén conformes. Son muchos los protagonistas; cuatro cofradías, uno de ellas la más importante de Puente Genil y alrededor de 70 corporaciones bíblicas que deben realizar tres desfiles a lo largo del día. Pero lo que sí está claro, que no es poco, es que se debe dar una solución a este día, el día más importante para el pontano manantero. 

     Hay varias preguntas en el aire: ¿están las corporaciones bíblicas dispuestas a cambiar nuestros horarios y hábitos del Viernes Santo? En realidad nosotros nos deberíamos adaptar a las cofradías, no ellas a nosotros. Aunque eso haya sido toda la vida así, ¿es bueno tener a cuatro pasos de Semana Santa con sus respectivas imágenes bajo toldo o al aire libre paradas cerca de tres horas? ¿Y si un Viernes Santo se "cerrara en agua" a partir del medio día y se encontraran las Imágenes "descansando" en la calle? ¿queremos un viernes santo mucho más corto, que a las tres de la tarde estuviera el Patrón recogido? ¿sería un cambio bueno que ya no visitaran el castizo barrio de Miragenil? ¿sería conveniente perder el esplendor del Viernes Santo tarde? 

    Lo que sí está claro es que son las Cofradías las que sufren el Viernes Santo, y son éstas las que deben solucionar este gran problema, porque la solución será la mejor para este día. Estando seguros que muy pronto volveremos a ver un Viernes Santo de todos y para todos.

     Redacción: Mario Quero Delgado

No hay comentarios:

Publicar un comentario