Estimado hermano, amigos o visitante de nuestra web. El Miercoles Santo para la Historia de Tobías es el día grande, un día muy especial. Lo primordial, es que sale nuestro Titular, nuestro Humilde por la calles de Puente Genil. Pero varios hermanos de nuestro cuartel, tiene el corazón compartido ese día.  Ya que también por motivos, alegres por supuesto, portan o alumbran a las dos madres del Miercoles Santo, a Mª Stma. de la Victoria y a Mª Stma. de la Amargura. Los primeros tendiéndole el azul manto de la Madre para que su Hijo Humilde y Paciente pase por la calles con el calor de sus Hijos del Pez y los segundos, Sorportándole el dolor por todos nosotros y queriendo llegar a su lado para alivarle sus llagas.

      He aquí la peculiaridad de nuestro Miercoles Santo, ya que EL PEZ, tiene el honor de participar en casi la totalidad de las cofradías en este magnífico día.


  • MIÉRCOLES SANTO 2017
        Un año más, llego el día donde la corporación, de cara a la calle, se convierte en Cofradía. El día donde cambiamos los "tunicones" negros por los grana. Nuestro bolsillo como emblema, por el anonimato del capillo junto a un cirio con el que nos adentramos en nosotros mismos para reflexionar, pedir, agradecer... 

      Como siempre el cuartel se vestía de gala para la celebración del almuerzo del Miércoles Santo. A las 14,30 horas todos los asistentes subieron al salón para disfrutar de esta maravillosa jornada. Como siempre, lo primero fue la bendición de los alimentos y la lectura de la Santa Biblia. En esta ocasión el encargado fue el hermano Mario Quero. Tras él, y como es típico en nuestro cuartel, se sucedieron infinidad de cánticos (encabezados por el Cantemos Tu Gloria), vivas, cuarteleras y brindis. Todos con las miras puestas en este gran Miércoles Santo y en Nuestro Sagrado Titular, el Humilde. 

     Como siempre, nuestro presidente, tomó la palabra para dar la bienvenida a todos. Animarnos para tener un gran Miércoles Santo y seguir con la misma tónica de lo que llevábamos de Semana Santa. De esta forma, dio la enhorabuena a las Cofradías que la jornada anterior hicieron Estación de Penitencia, agradeciendo a la Santa Cruz y a la Hermandad del Calvario el detalle de parar sus pasos en la puerta de nuestro cuartel y poder rendirle plegarias en forma de coplas. En especial al Calvario, la cual preside nuestro hermano Antonio J. Maíz y nuestro hermano Jesús Cejas, que, por un día, dejó el trabajo de hacer a sus hermanos los almuerzo y cenas más fáciles, para vestirse con costal y fajas y portar a sus Cristo del Calvario por la calles de Puente Genil. 

















     Dentro del protocolo del día, Manolo Jiménez dio la entrada a la entrega del bolsillo a nuestro hermano Carlos Mora de la Nogal. Símbolo inequívoco que un hermano ya pertenece de pleno derecho a la corporación. Carlos, como siempre, puso su corazón en sus palabras. Un hermano que, desde que nació, ha vivido lo que es la Historia de Tobías. También tomó la palabra nuestro hermano Guillermo delgado, hermano que iría portando a la Amargura, pero que siempre lleva las miras puestas en la espalda del Humilde. Y por último, nuestro hermano Javier Gálvez tomo la palabra para presentar la entrega de un recuerdo, por parte de la corporación, a nuestro hermano Juan José Rodríguez, costalero de María Santísima de la Victoria. Juanjo agradeció dicho detalle y explicó sus sentimientos con respecto a su Titular Mariana como de su corporación.


      A eso de las seis de la tarde los hermanos ya estaba prestos y dispuestos con sus diferentes túnicas para comenzar el desfile procesional. Pero previamente, como siempre, se rezó y cantó para tener una buena Estación de Penitencia. 










     Como siempre el Miércoles Santo transcurrió de forma emotiva y sin nada a reseñar. El grueso de la corporación, como siempre, acompañando como segundo grupo de luz al Señor de la Humildad. Y algunos hermanos participando en el tramo de María Santísima de la Victoria y otros en el de Ntra. Sra. de la Amargura. Al finalizar, la corporación se postró frente al Humilde, al igual que hace cada sábado de Cuaresma, para entonarle nuestras coplas y plegarias. Tras esto, los hermanos fueron a reponer fuerzas al cuartel. Descansar, comer algo y comentar las diferentes anécdotas de esta emotiva jornada. 



     Y así fue apagándose el Miércoles Santo de 2017. Con caras cansadas, pero con la satisfacción del deber cumplido y con la ilusión de un Jueves Santo que estaba al caer. El día del Amor Fraterno.

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías. Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----

  • MIÉRCOLES SANTO 2016


        Como cada Miércoles Santo, en el cuartel se podía vislumbrar el ambiente de un día grande por el movimiento de túnicas granate y cordones dorados. La corporación, este día, se transformaba en cofradía, y volvía alumbrar tras más de 25 años a  nuestro Titular, al Señor de la Humildad y Paciencia, como segundo grupo de luz.

      Tras la pertinente cerveza de espera, a las 14,30 horas todo los asistentes subieron al salón para disfrutar y comenzar el Miércoles Santo en el Pez. Como es de recibo, se bendijo los alimentos y se dio lectura a las Sagradas Escrituras; que en esta ocasión fue realizado por nuestro hermano Guillermo Delgado. A partir de ahí comenzó el ambiente entre cuarteleras, cánticos y vivas al Señor de la Humildad y a su Madre María.

     Al poco nuestro hermano presidente, Mario Quero, dio la bienvenida a todos los asistentes y dio la tradicional intervención del presidente. Dando las felicitaciones a las Cofradías de El Calvario y El Silencio, en el que sus Cofrades estaban en mesa, por el día anterior, Martes Santo.

      El hijo de nuestro hermano José Miguel Díaz, Pedro, tomó la palabra para leer unas palabras dedicadas a su tío Antonio Ortiz (nuestro hermano Antonio), por darle tanto cariño en todos los aspectos y ámbitos de su vida. Los dos se fundieron en un fraternal y emotivo abrazo.





















      Como se ha dicho antes, los cofrades mayores de dos cofradías del Martes Santo, concretamente la del Calvario, con nuestro hermano Antonio Maíz, y la del Silencio, con Juan Bosco Delgado nos acompañaban y nos explicaron sus dos experiencias en sus distintas cofradías y muy distintas por causas meteorológicas. El Calvario porque decidió no hacer Estación de Penitencia, y el Silencio porque una vez despejada la lluvia, pudo hacer su recorrido habitual.

     Además hermanos del grupo como Manolo Jiménez y Francisco Jiménez, se levantaron en mesa para enriquecer dicho protocolo. Éste último tras recibir un obsequio de nuestra corporación. 

     Antes de tomar la palabra de nuevo y arengar a todos nuestro hermanos, el hermano presidente hizo entrega de una nueva capa para la vara de mando que va acompañando el tramo de nuestra corporación el Miércoles Santo. Ya, antes de cerrar, el hermano presidente no sólo dio ánimo a los hermanos del tramo del Señor de la Humildad sino a los hermanos que acompañaban a María Santísima de la Victoria y a Nuestra Señora de la Amargura que, abrazan a su hijo de una forma que, aunque con diferente color, es la misma fe y devoción.













     Ya esperando a que nos recogiera la campanita y tras rezar un Padre Nuestro por una buena Estación de Penitencia, cada hermano se fue a desempeñar su función como se ha dicho antes, con la fe de un hijo hacia su padre o madre. El recorrido discurrió de una forma normal, siendo unos de los mejores Miércoles Santo que se recuerda en todos los aspectos (temperatura, orden, horarios, etc).

     Tras un Miércoles Santo cargado de emociones en forma conjunta y lleno de emotividad para cada hermano que dentro del capillo, debajo de la trabajadera, con el martillo, debajo del varal o bien organizando un día complicado pidió por los suyos dio gracias por todo lo que tenemos. Tras despedirnos del Señor de la Humildad cantando delante de él, la corporación fue a descansar al cuartel y a reponer fuerzas con algo de comida antes de ir casa y prepararse para otro día muy grande, Jueves Santo, el día del Amor Fraterno.

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías. Lorenzo Jurado Luque Romero

----- ----- -----