SEMANA SANTA 2017


  • SÁBADO DE PASIÓN
     La Semana Santa no podía empezar de mejor forma, en familia. El "almuerzo de mujeres" como tradicionalmente se conoce. Un salón a rebosar y un cuartel vestido de gala era el marco incomparable para disfrutar de la primera jornada de la Semana Santa 2018. Tras la primera toma de contacto en el recibidor de la corporación, a las 15 horas todos los asistentes subieron al salón para disfrutar de este intenso almuerzo.

    En esta ocasión la mujer de nuestro hermano Medalla de Oro, Conchi Haro, fue la encargada de bendecir los alimentos y dar lectura de la Biblia. De momento ya se dejaron escuchar cuarteleras y cánticos al Señor de la Humildad. El hermano presidente, Juan Fernando García, dio la bienvenida a todos con unas bonitas palabras y, de esta forma, abrió nuestra Semana Mayor.

     Al poco rato, nuestro hermano Mario Quero tomó la palabra para dedicar unas palabras a las madres. A las madres veteranas, a las que han pasado muchas alegrías y algunas tristezas con sus hijos. A las que siguen dándolo todo por ellas. Al terminar su intervención entonó la bella plegaria a Jesús Nazareno que fue muy aplaudida por todos los asistentes. 

     El presidente obsequió a Concepción Pariente "Conchita" con un ramo de flores. Por estar "siempre ahí". Por estar predispuesta para la corporación y por toda su ayuda. Conchita agradeció tal gesto innecesario porque ella lo hace con muchísimo gusto ya que todos somos familia. Intervenciones, también, como la de nuestro hermano Antonio Ortiz, engrandecieron este día y nos hizo emocionarnos. Palabras que dedicó a su hermano Guillermo, hermano que "mamó" desde muy pequeño esto de El Pez; terminaron fundiéndose en un gran abrazo.

















     A nuestro hermano Carlos Mora se le hizo entrega de un bello recuerdo para que la Casa de Córdoba, de la que es vicepresidente, para que La Historia de Tobías este presente. Agradeciendo Carlos, y su esposa, dicho gesto. Saetas como la de nuestro hermano Francis Palma y palabras como las de nuestro hermano Medalla de Oro, José Delgado, siguieron subiendo un ambiente que ya estaba casi en su máxima expresión.

     A nuestros grandes amigos Andrés Illanes, y su esposa Mª Ángeles, se les entregó el primer azulejo que iba a ser obsequio y recuerdo de este año para nuestras familias. Muy agradecidos ellos, pero más nuestra corporación por estar siempre dispuestos para cualquier menester. Tras esto, como siempre, de forma jocosa, nuestro hermano Jorge Guerra repartió los obsequios a todos los presentes.
















     El almuerzo iba a llegar a su fin, pero antes, el presidente hizo entrega a nuestro hermano Antonio Maíz y su mujer Virginia de un ramo de flores para que le fuera entregado a su madre, que estaba recuperándose de una operación y que siempre, cada Viernes Santo de mañana, nos brinda su casa y su hogar a su corporación. 

    Inmejorable presentación de la Semana Santa 2017. Sólo quedaba abrirla presenciando a la Virgen de la Guía, la cual varios hermanos de la corporación pertenecen y que les fue deseada una gran Estación de Penitencia.




Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías: Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----


  • DOMINGO DE RAMOS
      Tras una gran jornada anterior, y después de deleitarnos con el pregón de José Joaquín Borrego, la corporación se disponía a celebrar uno de sus días más importantes, el Domingo de Ramos. Como siempre, a las 14 horas la cita era en la Iglesia de la Asunción para rezar y pedirle al Humilde y tras esto, comenzar la celebración en el cuartel. Tras el tiempo de cortesía en el recibidor, a eso de las 15 horas todos los asistentes subieron al salón; un salón repleto al igual que la jornada anterior.

     En esta ocasión fue nuestro hermano Andrés Delgado el encargado de bendecir los alimentos y dar lectura a las Sagradas Escrituras. Tras el brindis, la mesa se abrió con el Cantemos Tu Gloria al que lo siguió vivas, cuarteleras, cánticos y saetas. Como siempre, nuestro hermano presidente dio una sentida bienvenida a todos los presentes, en especial a nuestros invitados que, no eran como tal, ya que eran los que acostumbran a visitarnos. 

    El ambiente era un reguero de cánticos, algo tan peculiar en nuestro cuartel. Los vivas, brindis se sucedían tras cada cuartelera. En definitiva, se gestó ese ambiente mágico que sólo La Historia de Tobías sabe darle a la mesa.







    De nuevo nuestro hermano Juan Fernando, el presidente, tomó la palabra para obsequiar con un recuerdo a nuestro hermano Enrique Aguilar "Quique". Por todo lo que significa para El Pez. Por sus disertaciones cada Jueves Santo, por acercanos a Dios cada vez que toma la palabra. Por recordarnos siempre el por qué de estar sentados alrededor de esta mesa. Quique, sorprendido, agradeció dicho gesto, emocionado fue agasajado por un abrazo del presidente y un aplauso de todos los presentes. Con el almuerzo ya avanzado llegó un gran momento, la entrega de la medalla de plata a nuestro hermano Carlos Mora de la Nogal. Señal de que entraba a formar parte como hermano de "pleno derecho" a nuestra corporación. Aunque él, no era novato en estas lides, ya que gracias a su padre, desde que nació forma parte de esta gran familia. Su padre, y padrino de corporación, junto a su hermano fabián, muy orgulloso dedicó unas palabras a su hijo a sus hermanos. A su hijo indicándole la grandeza de esta corporación. Y a su corporación de la orgulloso de que su hijo, y un nuevo hijo de la corporación, entrara a formar parte de nosotros. Carlos "hijo", por su parte, dedicó unas preciosas palabras a todos, recitando una bella poesía a todos los presentes. 

     Este mágico ambiente siguió para enlazar con el momento culmen de la comida. No era otra que la entrega de la medalla de oro al hermano José Delgado Palma, veinticinco años ininterrumpidos en la corporación. Pepe acompañado de su hijo, nuestro hermano Guillermo, y su padre. Además de estar presente de sus otros sobrinos, también hermanos de corporación (Víctor, Carlos y Mario) henchido tomó la palabra e hizo un recorrido por todos esos veinticinco años de corporación. Previamente, su padrino, nuestro hermano Lorenzo hizo una pequeño exaltación de nuestro hermano Pepito. Cediéndole a su padre, Pepe Delgado, el honor de imponerle dicha medalla a su hijo. Guillermo también tuvo palabras de agradecimiento y exaltación a su padre; siendo este, unos de los momentos más emotivos de esta gran Domingo de Ramos. 
















    Para finalizar la jornada, José Delgado Palma, hizo entrega de una matraca, herencia del fallecido Padre Don Rafael Caballero (q.e.p.d.). Utensilio que se utilizaba antaño para llamar a misa el Viernes y Sábado Santo que no tocaban las campanas. Recuerdo muy apreciado por toda la corporación y que con el que empezaríamos el Viernes Santo un bello acto.



    Y así terminó este gran almuerzo del Domingo de Ramos. Pero no así la jornada, ya que estaríamos al poco tiempo quitándole la última pata a nuestra Vieja Cuaresmera.

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías: Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- ------


     Tras un almuerzo espléndido y cargado de vivencias y emotividad llegó la celebración de la última subida al Calvario, la de Ramos. Una subida distinta por dos motivos. El primero porque es en domingo, no en sábado como son las demás. Y la segunda porque la corporación hace protocolo de una sóla vez, y el último acto es, en el pórtico, cantando y despidiéndonos del Patrón y su Madre María Santísima.

     A las 22,30 horas los hermanos subieron al salón. En el mismo se podía respirar un ambiente más distendido que en el almuerzo.  Risas, confidencias y abrazos fueron los reinantes de la noche, acompañado por las típicas cuarteleras, cánticos y brindis. Como siempre, nuestro presidente se levantó en mesa para dirigirnos algunas palabras. Palabras que rememoraron el almuerzo y que nos invitaron a vivir intensamente la última subida al Calvario y lo que nos quedaba por disfrutar de Domingo de Ramos. 

     Como siempre, y previamente, se bendijo la mesa y se hizo lectora de la Santa Biblia. El encargado en esta ocasión fue nuestro hermano Federico Muñoz. En este distendido ambiente, la corporación engrandeció, aún más si cabe, nuestro Domingo de Ramos y previamente a la subida, nuestro presidente hizo entrega de la última pata de la Vieja Cuaresmera. Y como es tradición se le otorgó y tuvo el privilegio de bajarla nuestro hermano Medalla de Oro 2017.
















    Con todo esto los asistentes, viendo el final de la noche, hicieron parada, en primer lugar, en el Convento para saludar al Señor de la Humildad, el cual ya estaría a los pies del altar para esperar, a los fieles al día siguiente y posteriormente, como colofón a esta gran jornada, al Santuario de Jesús Nazareno. Allí pudimos entonar, por última vez este año, nuestras tradicionales coplas, dando gracias por la gran Cuaresma disfrutada y pidiendo por nosotros y los nuestros.



    Así se dio fin a este gra Domingo de Ramos. Un inicio de Semana Santa intenso y muy emotivo. Esperando la jornada del Lunes Santo que sería más relajada.

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías: Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----


  • LUNES SANTO

     Tras dos intensísimas jornadas, llegó el Lunes Santo. Un día donde la corporación descansa de forma oficial, pero que en nuestro cuartel no cesa la actividad. Algunos hermanos se reunieron para disfrutar de una estupenda paella realizada por ellos mismos y así poder comentar las anécdotas del Sábado de Pasión y Domingo de Ramos. El almuerzo transcurrió muy distendido entre risas, vivas, brindis y algún que otro cántico.

     Ya en la noche, al paso de la Cofradía de la Santa Cena por nuestro cuartel, las puertas del salón bajo se abrieron para recibir a familia y amigos de la corporación. Ofreciéndoles unas viandas y unos refrigerios y de esta forma poder disfrutar del paso de los dos pasos de la hermandad por nuestra puerta. Hermandad en la que participan dos hermanos de nuestra corporación como son Carlos Mora y Mario Quero y que nos visitaron. Así, de esta forma, llegó a su fin el Lunes Santo.Único día que la corporación no tiene actividad oficial. Mañana ya comenzaría, de nuevo y poco a poco, la actividad intensa de la corporación.




Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías: Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----


  • MARTES SANTO
     Tras la jornada de descanso, a lo que la oficialidad de la corporación se refiere, comenzábamos el Martes Santo. Un día, quizás más distendido en protocolo, pero con momentos muy esperados por todos, emotivos y que siempre se quedan en nuestra retina.

     El día comenzó a eso de las 14 horas cuando los hermanos comenzaban a llegar a la corporación. La cerveza de rigor entablando conversación antes de subir al salón era la nota predominante. Media hora más tarde, todos los asistentes, ya estaban dispuestos en el salón para disfrutar del almuerzo de Martes Santo. Fue nuestro amigo Francisco M. Benítez, Cofrade Mayor de la Guía, y tradicional invitado este día, el encargado de bendecir los alimentos y dar lectura a la Biblia. Tras esto, el tradicional brindis. Cuarteleras, algunos cántidos y vivas se dejaron oir en un salón en el que todavía resonaba el gran Domingo de Ramos vivido. Como es tradicional, nuestro presidente, Juan Fernando García, tomó la palabra para dar la bienvenida a todos los presentes y ejercer su tradicional toma de palabra para hablarnos de la gran jornada que nos esperaba. Especialmente recordando a nuestro hermano Jesús Cejas, que hoy no estaba presente entre nosotros ofreciéndonos su profesionalidad porque iba bajo las trabajaderas de Cristo del Calvario y, como no, a nuestro hermano Antonio J. Maíz López, el cual era el día más importante de su Semana Santa, ya que su Hermandad del Calvario hacía Estación de Penitencia por las calles de Puente Genil, de la que ostenta el cargo de Cofrade Mayor. También, además, recordó el paso de la Santa Cena por las puertas de nuestro cuartel el la jornada de ayer.






     Durante todo el almuerzo reinó el gran ambiente. Y a eso de las 17 horas, se comenzó a preparar la tradicional exposición de figuras bíblicas en nuestra sala de figuras para que todo aquel que pasara por nuestro cuartel pudiera observar nuestros personajes bíblicos. Sin tiempo a descansar, a las seis de la tarde subimos al Calvario para el ritual de cada Martes Santo. Besapié a Ntro. Padre Jesús Nazareno, Patrón de Puente Genil. Allí todos los asistentes se postraron ante el Terrible para dar gracias, rogarle o contarle lo que cada hermano, para sí, deseara. 




    Tras este emotivo acto, pudimos presenciar las salidas de las hermandades de la Santa Cruz y el Calvario que discurren en este gran día. Pero la actividad del grupo no acababa ahí. El grupo iba a disfrutar de una cena muy bonita y distinta. Con los sones y el transcurrir de las hermandades por la puerta de nuestro cuartel, la corporación celebraba la cena del Martes Santo. Fue nuestro hermano Francisco Aguilar el encargado, en esta ocasión, de hacer lectura de la Biblia y bendecir la mesa. En esta ocasión, las cuarteleras y los cánticos iban a ser dirigidas a los Santos Titulares del Martes Santo. Así pues, el Señor de los Afligidos, el Cristo del Calvario y Ntra, Madre y Sra. del Consuelo hicieron una parada en nuestra misma puerta. Allí, la corporación, entonó cánticos y cuarteleras a Nuestro Padre Jesús y María Santísima para exaltar, aún más si cabe, su Gloria y servir de acicate para los hermanos costaleros de los diferentes pasos. Los capataces de las diferentes hermandades dedicaron la "levantá" a nuestra corporación. A nosotros y a nuestras familias. Gesto eternamente agradecido por todos nosotros. Momentos vividos que quedará, por siempre, en nuestra memoria. Momentos d e un gran Martes Santo...

     Durante la cena, la corporación agasajó a nuestro hermano Rafael Jiménez, por su desinteresada labor con la corporación. Siempre presto y trabajador para engrandecer a la Historia de Tobías. Un pilar fundamental en El Pez. Y, aprovechando el XX Aniversario de nuestra revista La Pecera, de la que es el alma mater, se le hizo entrega de un pequeño recuerdo. Rafa, visiblemente emocionado, agradeció a todos los presentes dicho regalo y el cariño que tanto le profesamos. Abriéndose en su totalidad ante sus hermanos en esta noche que empezaba a tornarse a la madrugada del Miércoles Santo, día grande para nosotros.







     Terminada la cena, nos dispusimos a celebrar el tradicional sorteo de figuras bíblicas. Una vez terminado, algunos hermanos se quedaron para presenciar la procesión del Cristo del Silencio que en breve pasaría por nuestra puerta, mientras otros hermanos bajaron al barrio bajo para poder ver los encierros del resto de Hermandades del Martes Santo.

Crónica: Mario Quero Delgado
Fotografías: Lorenzo Jurado Luque Romero
----- ----- -----

  • MIÉRCOLES SANTO
    La crónica y las fotografías del Miércoles Santo las podrás ver en el apartado "Nuestro Miércoles Santo" del menú "La Cofradía" que aparece en el bloque izquierdo de la página principal. O bien pulsa sobre la fotografía para ir directamente.



----- ----- -----









No hay comentarios:

Publicar un comentario