lunes, 30 de marzo de 2015

     Sublime e histórico pregón el que Victor Reina Jiménez, pronunció ayer Domigo de Ramos en la Iglesia del Convento. Fue un puñal directo al corazón de todos los presentes. Fue poner todo lo que une tiene a disposición de Puente Genil y su Semana Santa.
     Victor unió la calidad literaria, el sentir, la tranquilidad y el gen poético de "los Reina". Al escribir estas letras y recordarlo, todavía el vello se eriza y los ojos vuelven a humedecerse. Los que asistieron a presenciarlo son privilegiados que asistieron a un pregón que quedará en los anales; mejor dicho, a El Pregón que quedará en nuestras retinas por siempre.

     Víctor recorrió, magistralmente, un Viernes Santo. Desde el alba, hasta la madrugada de una noche con La Soledad. Le acompañamos en su particular camino. Un camino descrito de una forma que si cerrabas los ojos te adentrabas en Santa Catalina o Don Gonzalo.

     Un pregón que nadie quiso que se acabara...

Foto: Pontaneando

No hay comentarios:

Publicar un comentario