Cristian Molina nuevo Cofrade Mayor de Ntra. Sra. de la Cruz y San Juan Evangelista

Un Hermano Mayor de la Patrona, un hermano del Pez


      En apenas dos semanas, comenzarán los días de la Patrona de Puente Genil. la Novena en su honor, por lo tanto, días grandes para Puente Genil. Por las calles, al anochecer, se podrán ver puntos de luz. Los típicos farolillos que anuncian que Puente Genil rinde devoción a su Madre. 

     Como he dicho, son días grandes para la villa, pero en esta ocasión, son días más especiales, aún más si cabe, para los hermanos de la Historia de Tobías. Y es que el Hermano Mayor de la Patrona, es un hermano del Pez. Y como tal, sentimos el cargo nuestro. Nuestro hermano Juan Fernando García Arroyo, tiene el honor de ser Hermano Mayor de la Purísima Concepción. Y ahí... ahí sobran pandemias, restricciones y prohibiciones que te lo puedan quitar. Porque eso se es y se siente. Y Juanfe lo siente, lo siente y mucho. 

     Sirvan estas lineas para expresar al exterior el grandísimo orgullo que esta corporación tiene de su hermano. Ahora toca por este motivo. Pero para nosotros el orgullo de tener a Juanfe en nuestra familia viene de mucho antes. Por su forma de ser. Por dar y darse. Por ofrecer y ofrecerse. Por estar siempre ahí, en todo. Por su ayuda y por ser bastión fundamental en nuestras filas. 

     Este nombramiento no es más que otro reconocimiento y premio a una vida entregada y llena de amor hacia Jesús y María Santísima. Por una vida de entrega y trabajo a Puente Genil de la forma que él ve a este pueblo. 

     Tu corporación, hermano, quiere desearte que disfrutes de todo el tiempo que la Virgen te deje estar un poco más cerquita de Ella que el resto. Que pidas, pero sobre todo que agradezcas. El Pez, tu familia, de forma más o menos física (hasta que esta maldita pandemia nos deje), estará presto para ser tu impulso, tus ganas, tu descanso, tu alegría y bastón para cada vez que lo necesites. 

     Te quedan (nos quedan) días bonitos que vivir. Estamos seguros que Ella sabrá premiarte y puedas acompañarla para bendecir, algún día, las calles de nuestro bendito pueblo. 


Te queremos hermano. Que la Madre de Dios te dé salud para tenerte mucho años junto a nosotros. 


Edición